Historia de la Pistola Colt .45

Publicado en por todoarmas.over-blog.net

sago1911.jpgA principios de siglo XX, se produjeron las conocidas tristes experiencias de los norteamericanos durante su intervención militar en Filipinas. En dicha oportunidad, los nativos de aquellas tierras, defensores de sus territorios, y motivados por su fanatismo y altas dosis de drogas naturales, y armados con sus primitivas pero temibles armas blancas, enfrentaron a los soldados norteamericanos, armados con sus revólveres reglamentarios, doble acción, y calibre .38 Colt, que habían sustituido al anterior Single Action Army, Modelo de 1873, en calibre .45 Colt.

En estas acciones, el débil calibre .38 no pudo detener a un contrincante enardecido por la adrenalina y las drogas, y dispuesto a todo; y las bajas norteamericanas fueron tan grandes, que motivaron a la plana mayor del Ejército, a estudiar el reemplazo urgente de su arma de puño reglamentaria.

Fue así que, en 1904 fue creado un cuerpo de investigaciones, encabezado por el Cnel. John T. Thompson (creador de la famosa ametralladora que lleva su nombre) y el Cnel. Louis A. La Garde, quienes llevaron a cabo una investigación, a través de un procedimiento experimental que, a los ojos de nuestros días, puede ser juzgada como poco científico y ciertamente bastante sucio y horripilante, más digno de una truculenta y macabra novela de terror al estilo de Frankestein, que a una prueba técnica. Pues no sólo comprendió trabajar en mataderos, disparando a ganado bovino y porcino, observando el comportamiento de distintos calibres disponibles en la época, sino que también se realizaron aquellas famosas pruebas de disparar a cadáveres humanos, suspendidos de cables, para verificar el efecto de los impactos y el grado de movimiento que generaban en los miembros de los mismos.

De cualquier manera, esta comisión, llegó a la conclusión que, el calibre ideal que necesitaba el Ejército de los EE.UU. para su próxima arma de puño reglamentaria, debía poseer un diámetro de 0,45 de pulgada, para ser capaz de alcanzar un poder de detención adecuado.

 

El inefable Coronel Jeff Cooper “El Gurú de la .45” Dijo Las Siguientes Palabras:
"La gran 1911 calibre .45, era un artefacto casi perfecto desde el día de su nacimiento, y este hecho podría ser único en toda la historia de la tecnología."

 

 


 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post